Tanorexia: adictos al bronceado

Tanorexia: adictos al bronceado
Comparte este artículo
Autor: 1


Toda obsesión y adicción que tengamos es mala, ya sabes: “lo bueno, si es breve, dos veces bueno”Es decir, “lo poco gusta y lo mucho cansa”Lo que quiero decir con estos dichos es que los excesos, sean del tipo que sean, son malos, por lo que las adicciones también lo sonEn este blog de salud hablamos sobre la tanorexia: adictos al bronceado.

El principal problema que tenemos es que no estamos a gusto con lo que tenemos y casi siempre nos gusta más lo de lo demás o lo que nos es difícil conseguir, como el moreno de pielLlegar a tener un color bronceado es cuestión, entre otras cosas, del tipo de piel que tenga cada persona, por lo que a las personas con una piel blanca por naturaleza les va a costar mucho “coger” color, incluso pueden llegar a dañar su pielAdemás, es posible que caígan en una obsesión por el bronceado.

Ahí es donde aparece el problemaLa tanorexia es una adicción al bronceado a querer tener un color de piel más moreno que el que se tiene y nunca estando conforme con el color de piel actualEl problema viene cuando ya se ha obtenido un buen color pero se sigue con la obsesión por ponerse moren@.

Las personas más susceptibles de tener tanorexia son las mujeres de entre 25 y 35 años

.
El problema viene cuando hacen de todo por estar morenas, como gastarse el dinero en sesiones de rayos UVA durante el invierno, para no perder el color; además, en verano, cuando van a la playa, se pasan horas tomando el sol, con el consiguiente peligro que esto supone.
El principal problema es el daño que se le puede hacer a la piel, si no se adoptan las medidas necesarias: el cáncer de piel es el peligro al que se expone.
Además, la piel se envejece notablemente.
Aunque también hay que tener en cuenta los mitos del bronceado.

Se trata de una verdadera obsesión por tener un color de piel morena.
La tanorexia es la enfermedad del bronceado, la adicción por estar morenos.
La solución: la prudencia.
Insisto, toda adicción, sea del tipo que sea, es mala.
Hay que procurar ser consciente de los peligros a los que nos exponemos.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: General
Comparte este artículo
  • avatar
    El médico en casa

    Es una obsesión que cada vez se da más, y habría que estar muy atento a familiares cercanos y tratar de ayudarlos.