Remedios para prevenir la formación de cálculos biliares en la vesícula

Remedios para prevenir la formación de cálculos biliares en la vesícula
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los cálculos biliares son depósitos duros y cristalinos que se forman dentro de la vesícula biliar y pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golfPara tratar de evitar la formación de cálculos biliares, deberás de tener en cuenta ciertos consejos


 

-Es importante bajar de peso y eliminar el colesterol, en caso de que sea necesario.

-No incluyas grasas saturadas en la dieta, que puedes encontrar principalmente en los alimentos procesados.

-Bebe más agua, que ayudará a tu cuerpo a lavar las toxinas.

-Incluye en tu alimentación fibra solubles; agrega más verduras y frutas frescas a tu dieta. 

-No comas fritos; elimina los alimentos grasos, ya que además de aumentar el número y el tamaño de los cálculos biliares, aumentará el colesterol.

-Puedes tomar suplementos de alcachofa y cúrcuma; ya que pueden ayudar a contrarrestar la baja producción de bilis y de controlar el colesterol en la vesícula biliar.

-Realiza ejercicio físico regularmente.

-Si estás buscando una alternativa de tratamiento para los cálculos biliares, debes de tener en cuenta el uso de hierbasA continuación,  puedes ver las hierbas medicinales más recomendables, que te van a ayudar a eliminar los cálculos biliares:

1) Cardo mariano. Trata  los cálculos biliares y además puede estimular la producción de bilis.

2) Diente de leónPosee sabor amargo y es beneficioso en la normalización y estimulación de la producción de bilis

.
Puedes incluir esta hierba con  el cardo mariano y la uva de Oregón para ofrecer distintos beneficios.

3) Uva de Oregón.
Ayuda a impulsar la producción de bilis.

4) Romero.
Impulsa la producción de bilis.
También es conocido por su efecto calmante sobre los espasmos musculares y porque se cree que tiene  la capacidad de ayudar en el proceso de digestión y acelera  el proceso de descomposición de las grasas consumidas.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Dietética, Nutrición, Tratamientos
Comparte este artículo