¿Qué es el síndrome del Show de Truman?

¿Qué es el síndrome del Show de Truman?
Comparte este artículo
Autor: 1


Hay personas que sienten que forman parte de un reality televisivo sobre sus vidas, tal y como le sucedía al personaje interpretado por Jim Carrey en la película “El Show de Truman”Los individuos que sufren esta patología sienten que sus movimientos están siendo seguidos en todo momento por cámaras y micrófonos ocultos y que, incluso, sus vidas están sirviendo de entretenimiento para otras personasLos psiquiatras Joel y Ian Gold identificaron este síndrome en varios pacientes y lo calificaron, en referencia a la citada película, el síndrome de El Show de Truman.

En la actual sociedad globalizada que vivimos, el auge de los móviles con cámara y su uso, así como de servicios como YouTube que permiten subir a cualquiera todo tipo de vídeos a Internet y de la tecnología en general plantea serios problemas de privacidadDe ahí, que cada vez sea mayor el número de casos identificados que sufren este nuevo síndrome.

Al igual que pasaba en la película de Carrey, a medida que el paciente experimenta la sensación de estar siendo observados y perseguidos, comienza a experimentar síntomas propios de un síndrome de persecuciónDe hecho, todos los pacientes citan la película para intentar describir cómo se sienten.

A pesar de lo que se ha señalado a veces, estas personas no actúan así porque estén buscando ser famosos en televisión o porque sean narcisistas, sino porque se sienten observados y perseguidosIntentan resistir y escapar de alguna manera de este supuesto ‘reality’ del que creen que forman parte involuntariamenteSon personas que podrían estar predispuestas por alguna razón psicosocial o composición en su ADN, y que ciertos estímulos podrían provocar la aparición de este síndrome.

Esta nueva enfermedad psiquiátrica puede acarrear graves problemas a los pacientes, ya que sus comportamientos son irracionales y pueden llegar a realizar actos ilógicosLas personas que padecen este síndrome pueden tener serios desequilibrios psíquicos como esquizofrenia, bipolaridad, sufrir estados de agitación y estrés continúo

.
Todo ello puede llevar a sufrir enfermedades psicóticas que deben ser tratadas.

Es fundamental identificar este desconocido síndrome e iniciar un tratamiento, que incluye medicamentos y sesiones de terapia.
Es importante también eliminar aquellos factores que puedan estar provocando esta enfermedad.
Sin embargo, el tratamiento no es sencillo en muchas ocasiones, ya que la mayoría de personas niegan estar enfermas.
De hecho, algunas personas pueden llegar a pensar que el propio médico o psiquiatra es un actor que está interpretando un papel y que forma parte de ese inexistente ‘reality’.

Este síndrome tiene mucho que ver con la tecnología moderna.
El paciente ve esta tecnología como una amenaza contra su persona.
Eso es que los aterroriza.
En la mayor parte de personas esto no acarrea ningún desorden mental, pero en una persona predispuesta a la psicosis puede ser un grave problema que desemboque en este síndrome.
De ahí, que sea muy difícil hacerle comprender a la persona que lo sufre que no es un ‘reality’, sino que está todo en su mente.

En definitiva, un síndrome todavía muy desconocido, pero que los factores ya comentados, así como la mayor presencia de la tecnología en nuestras vidas y también de los ‘reality shows’ en las televisiones, están provocando que cada vez se den más casos en el mundo.

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados, Psiquiatría
Comparte este artículo
  • avatar
    Taiel

    Al parecer yo tengo este síndrome, y la verdad es que acepto que lo tengo pero no quita de que me sienta en un reality de show, cada casualidad que pasa es demasiado … Rara por decirlo así, y me hace sentir aún más estar en un reality, no se que hacer, me siento observado tal cual es este síndrome. Algún consejo? Y no quiero ir al médico, por miedo a que me diagnostiquen de loco o empezar a sospechar una sobre actuación de el especialista. Espero una respuesta a mi email si es que alguien tiene algún consejo, es que se me está yendo la cabeza y no quiero volverme loco, o más loco de lo que estoy.