Los mejores ejercicios para el cuello

Los mejores ejercicios para el cuello
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El ritmo de vida actual impide que muchas veces prestemos la atención necesaria a nuestro cuerpo y a las alertas que éste nos mandaEs el caso de los dolores musculares provocados por pasar muchas horas delante del ordenador, las malas posturas, el estrés laboral, las tareas del hogar, el cuidado de los hijos o los problemas económicos y familiaresEs habitual que después de un largo día notemos que el cuello y los hombros acumulen mucha tensión, que provoca dolor en esta zona.

Dolor-cuello


De ahí que sea muy importante aprender a relajarnos, así como realizar cada día una serie de sencillos ejercicios que nos permitirán eliminar tensiones y estirar los músculos del cuelloAl ejercitar el cuello, estaremos ayudando a la sangre a fluir hacia el cerebro, lo que nos ayudará a evitar también muchos dolores de cabeza, oído y de vista, así como fatigaLos siguientes ejercicios para el cuello, que combinan respiración y suaves movimientos de cabeza y hombros, nos ayudarán a no tener molestias y estar mucho más relajados:

1- El primer ejercicio que debemos hacer antes de comenzar es relajar los hombrosInspiramos y llevamos el mentón hacia delante para estirar los músculos de la parte de atrás del cuello, al mismo tiempo que vamos soltando el aireLuego llevamos la cabeza al centro y desde ahí hacia atrás, sin forzar en ningún momentoMantenemos unos instantes y volvemos al centro

.
Se puede repetir 5 veces.

2- Inspiramos y llevamos la cabeza hacia la derecha, llevamos al centro, inspiramos, y llevamos la cabeza a la izquierda mientras vamos echando el aire de manera suave.
Se puede repetir igualmente cinco veces este ejercicio.

Ejercicios-cuello

3- Inhalamos y llevamos la oreja derecha hacia el hombreo derecho.
Relajamos los hombros, mientras llevamos al centro y llevamos la oreja izquierda al hombro izquierdo.
También es bueno realizar el ejercicio cinco veces.

4- Inhalamos y soltamos el aire mientras llevamos el mentón y el cuello hacia delante como si fuéramos una tortuga.
Mantenemos unos instantes en esa postura y luego ya regresamos a la posición normal.
Realizar cinco veces.

5- Por último, cogemos aire y lo vamos soltando mientras llevamos el mentón hacia delante, estirando los músculos del cuello, hasta llevar la oreja derecha al hombro derecho.
Desde ahí, despacio, llevamos el mentón para abajo y lo vamos llevando hasta alcanzar el hombro izquierdo con la oreja izquierda.
Repetir 5 veces este ejercicio.

Comparte este artículo