Cómo tratar el "delirium tremens"

Cómo tratar el "delirium tremens"
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Delirium tremens es el nombre en latín de delirios temblorososSe trata de un síndrome de abstinencia del alcoholEn concreto,  hablarí­amos de una fase muy avanzada de este sí­ndromeEl alcohol es una droga y al igual que sucede con otros tipos su consumo es adictivo, por lo que si se deja de tomar provoca ciertas necesidades de consumo en los dependientes.


 

El síndrome de abstinencia al alcohol, como en otro tipo de drogas, se presenta un tiempo después de haber dejado de ingerir esta sustanciaConcretamente, unas seis o siete horas despuésEn este punto, el consumidor sufre dolores de cabeza, temblores y puede que náuseas y vómitos

.
Lo que conocemos comúnmente como una resaca.
Lo que ocurre es que en los alcohólicos es mucho más fuerte.

Pasadas una horas,  el síndrome de abstinencia entra en una nueva fase, en la que hay que añadir a los sí­ntomas anteriores ciertas convulsiones.

El delirium tremens sería propiamente la tercera fase, la que sigue a lo anteriormente dicho.
En este momento, el enfermo comienza a tener confusión y es posible que alucinaciones.
Los enfermos que manifiestan estos sí­ntomas suelen tener taquicardias, aumento de la temperatura corporal, aumento de la frecuencia respiratoria, sudoración y pupilas dilatadas.

Lo grave del delirium tremens es que, a diferencia de la mayoría de los síndromes de abstinencia, este puede causar la muerte del paciente, lo que hace que sea muy importante actuar a tiempo.

El delirium tremens suele manifestarse tres o cuatro días después de haber dejado de tomar alcohol.

El tratamiento debe iniciarse lo más pronto posible una vez diagnosticado.
Frecuentemente suele administrarse diazepam para conseguir que el paciente se relaje lo más rápido posible.
El paciente debe estar bajo vigilancia y se le debe monitorizar para evitar que se presenten problemas respiratorios.

Fuente Imagen Flickr

 

 

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, Tratamientos
Comparte este artículo