Cómo saber si tengo un lunar maligno

Cómo saber si tengo un lunar maligno
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los lunares son muy comunes; aunque pocas personas nacen con ellos, sólo el 1 % de los recién nacidos los tienenLa mayoría aparecen en la pubertad, ralentizándose después su aparición

78293256


Los lunares son tumores benignos que proceden de los melanocitos, unas células de la piel que producen el pigmento llamado melaninaAlgunos melanocitos se alteran y se convierten en topos, a pesar de que parecen estar relacionados con la genética y la exposición al sol.

No todos los lunares son igualesLos más normales pueden ser de colores diferentes: carne, café, negro, rojo, e incluso azuladoPueden ser planos o elevados, redondos, ovales o de forma irregular y pueden tener una distribución uniforme de color o estar moteado.

Los lunares típicos tienen las siguientes características: circular, marrón, elevado, simétrico, pequeño y con las fronteras  bien delimitadas

.
Varios factores pueden aumentar el tamaño y la pigmentación, como la pubertad, el embarazo o la exposición al sol.

Las células de algunos lunares pueden transformarse en cáncer de piel, en especial el melanoma.
Estos lunares anormales son llamados “nevos displásicos“, que tienen una mayor probabilidad de desarrollar un melanoma.
Es importante aprender a hacer un autoexamen de la piel en busca de que existan cambios en los lunares.


101132079




Para ello, debes de revisar tu piel con frecuencia, para aprender a reconocer el aspecto habitual de los lunares e identificar los lunares anormales, debes de tener en cuenta lo siguiente:

-Asimetría– Una mitad del lunar no coincide con la otra mitad en tamaño, forma, color, o en el espesor.

Bordes– Los bordes son irregulares, festoneados, borrosos o mal definidos.

Color– El color del lunar no es uniforme, suele tener tonos de beige, marrón, negro, rojo, blanco o azulados.

Diámetro– Los melanomas generalmente son mayores de 6 mm.
de diámetro, pero pueden ser más pequeños.

Fuente Imágenes ThinkStock.

Comparte este artículo