Alimentos recomendables para la infección vaginal

Alimentos recomendables para la infección vaginal
Comparte este artículo
Autor: Comentar

A la hora de diagnosticar correctamente de qué tipo de infección vaginal se  trata,  es importante saber si es una infección por levaduras, una infección bacterianaGardnerella vaginalis– o tricomonas, que aunque pueden presentar síntomas similares,  como picor y secreción vaginal, el olor, el espesor de la descarga y la acidez vaginal son diferentes en cada infección, y cada una de ellas requiere un tratamiento diferente.


 

Son muy importantes para la salud vaginal, los probióticosEl lactobacilo es la principal cepa de bacterias en la vagina que ayuda a mantener un ambiente ácido y evita que proliferen las bacterias no deseadas y el aumento de las levaduras.  

La nutrición afecta a la salud vaginal y al hecho de hacer que funcione correctamente  el sistema inmunePara prevenir las infecciones por hongos, es importante llevar una dieta con un bajo contenido en alimentos refinados, como son los carbohidratos y azúcares, evitar  el alcohol, los ácidos grasos trans, el azúcar y los alimentos procesados, y consumir una dieta rica en alimentos integrales,  con un alto contenido en verduras, cereales integrales, carnes blancas magras y pequeñas cantidades de fruta

.

Comer ajo puede ser útil en las infecciones por hongos, ya sean agudas o crónicas, debido a las propiedades antifúngicas del mismo.
Para fomentar  un medio ambiente vaginal saludable, es importante  comer diariamente yogur sin azúcar  o tomar un suplemento de lactobacillus, que además ayudará a  combatir las infecciones con mayor eficacia.

 

En las infecciones crónicas por levaduras, es primordial evitar los alimentos fermentados.
Evita  la levadura y el moho que contienen los alimentos, como bebidas alcohólicas, quesos, frutos secos y cacahuetes. Una gran cantidad de
verduras, frutos secos como las nueces, granos enteros, carnes sin procesar y  tés de hierbas, los puedes incluir en tu alimentación, cuando posees una infección vaginal.

Fuente Imagen

Por:
Etiquetas:
Categorías: Dietética, Ginecología
Comparte este artículo